El Gobierno debe aprobar ya el subsidio para mayores de 52 años

Versión para impresiónVersión para impresión

Proteger a las personas sin empleo, una prioridad


•    UGT valora que el Gobierno finalmente prorrogue de manera indefinida el subsidio extraordinario de desempleo (SED) de 430 euros, medida que ha sido reclamada reiteradamente por el sindicato, pero no es suficiente para resolver el déficit de protección que padecen los desempleados.

•    Es necesario reformar ya el sistema de protección por desempleo y ampliar la cobertura que deben tener los trabajadores y trabajadoras de este país cuando no tienen un empleo

•    El Gobierno tiene que cumplir ya su compromiso de recuperar el subsidio para los mayores de 52 años. El paro entre los mayores de 55 años ha aumentado un 336% y la tasa de inactividad aumentó un 70%

Más del 42% de los desempleados no tienen ningún tipo de prestación o subsidio cuando están en el desempleo. Esta situación afecta no solo mayores, sino también a jóvenes que han entrado en el mercado laboral de la mano de la precariedad y que estaban cobrando prestaciones como el PAE y el Prepara, sustituidos ahora por el SED tras la sentencia del Tribunal Constitucional que atribuía a las Comunidades Autónomas la gestión de las ayudas.

La reforma de este sistema se está analizando en la mesa del diálogo social, pero es preciso dar un impulso y una solución urgente para que la cobertura en la protección por desempleo aumente en el corto plazo y se les permita a los desempleados de este país salir de los altos niveles de pobreza y exclusión social. Las reformas acometidas por el anterior Gobierno del Partido Popular han profundizado en la desprotección hacia los parados. E incluso su propuesta para reformar el sistema recortaba derechos y fue rechazada por las organizaciones sindicales y por la mayoría (nueve) de las Autonomías.

Dar respuesta a los mayores de 52 años

La Unión General de Trabajadores insiste también en la necesidad de aprobar ya la recuperación del subsidio por desempleo para personas mayores de 52 años de edad, que el Gobierno del Partido Popular elevó a 55 años. Es una propuesta sindical de enorme importancia social que implicaría, además derogar las regresivas reformas de 2012 y 2013.

Esta medida favorecería no sólo a beneficiarios futuros sino también a los actuales, incluyendo las personas desempleadas que habían perdido el derecho al subsidio por desempleo debido a los recortes realizados por el anterior Gobierno.

Para el sindicato, tan importante como la extensión de los beneficiarios y la ampliación de la duración de la prestación económica (o incluso más), es la mejora de los derechos de pensión para todas las personas beneficiarias. Se trata de mantener las prestaciones de los desempleados más desfavorecidos y, sobre todo, impedir que se vean condenados a pensiones mínimas para el resto de su vida.

La restitución de las condiciones de este subsidio ha sido una exigencia permanente de los sindicatos ya que afecta a uno de los grupos sociales más golpeados por la crisis, con mayor riesgo de hundimiento de sus condiciones de vida (ausencia de ingresos, imposibilidad de volver al empleo, y drástica caída de los derechos de pensión y con ello, definitivamente, de sus condiciones de vida) y que más complicaciones tiene para encontrar empleo.

Quiénes son los beneficiarios

  1. Podrían acceder a este subsidio personas que cumplan 52 años de edad y estén inscritos de forma permanente como demandantes de empleo, cumpliendo el resto de los requisitos exigidos (antes solo podían acceder si cumplían la edad de 55 mientras percibían una prestación o subsidio por desempleo, si no era así quedaban expulsados).
     
  2. El requisito de carencia de rentas se referiría solo a rentas personales (el PP lo elevó a rentas familiares).
     
  3. La duración del subsidio se extenderá hasta que la persona beneficiaria alcance la edad ordinaria de jubilación (antes se obligaba a la jubilación en la primera oportunidad que tuviera acceso, es decir a una jubilación anticipada y por lo tanto reducida).
     
  4. La cuantía del subsidio no se reducirá, aunque el último trabajo haya sido a tiempo parcial (antes se reducía la cuantía en proporción a las horas que se hubiera trabajado).
     
  5. Se eleva la cotización al 125% de la Base Mínima de Cotización (antes solo el 100% de esa Base), que además se cotizará por un periodo mayor debido, en primer lugar, a la reducción de la edad de acceso a los 52 años y, en segundo término, a la prolongación de la duración del subsidio hasta alcanzar la edad ordinaria de acceso a la jubilación.

► Declaraciones de Mari Carmen Barrera, Secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT

► Infografía "Quiénes son los beneficiarios"