Antes del 23 de septiembre deberíamos tener un Gobierno

Versión para impresiónVersión para impresión

Pepe Álvarez llama a la responsabilidad a PSOE y Podemos para conformar un programa de gobierno de izquierdas


El Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, ha manifestado que “no se deberían repetir las elecciones generales en nuestro país y antes del 23 de septiembre deberíamos tener un Gobierno” porque hay que solucionar los problemas de la gente y porque “si no hay un gobierno y no se adoptan medidas las cosas no siguen igual, sino que empeoran”.

En este sentido ha hecho un llamamiento a la responsabilidad del PSOE y de Podemos para conformar un programa de gobierno progresista y de izquierdas, que es lo que ha votado la mayoría social de este país el 28 de abril y lo que UGT viene reclamando desde entonces. El cómo lo formen no es algo en lo que vayamos a entrar.

Álvarez, que ha hecho estas declaraciones en un encuentro con los medios de comunicación, ha precisado que necesitamos ya un gobierno para dar solución a los casi 3,5 millones de desempleados de nuestro país, para facilitar un empleo de calidad para los jóvenes, dar oportunidades a los desempleados mayores de 55 años, avanzar en la paridad de mujeres y hombres en el ámbito laboral, asegurar la revalorización de las pensiones conforme al IPC y fortalecer la viabilidad del Sistema de Seguridad Social. Para dar una solución a las personas con discapacidad, para mejorar los servicios públicos, el sistema sanitario, la dependencia, etc.

Quien habla de bajar impuestos quiere recortar derechos

Para Álvarez la campaña de los que defienden la bajada de impuestos tiene como objetivo el recorte de derechos de los ciudadanos y ciudadanas y difieren de lo que sucede en la Unión Europea (UE). Así, los ingresos públicos en España están 7,4 puntos por debajo de la zona euro y el gasto público está cinco puntos y medio por debajo. Por otra parte, ha denunciado la bajada continua del Impuesto de Sociedades desde 2007 y la subida del IRPF (recordando que las rentas del trabajo suponen un 85% del total de la base imponible)

Ha concluido que España paga pocos impuestos, el fraude es altísimo y tenemos pocos recursos para combatirlo, por lo que es necesario apostar por un modelo fiscal más justo y con mayores ingresos.

Derogar las reformas laborales

Entre las medidas que no pueden esperar más y que UGT exigirá en la próxima legislatura, Pepe Álvarez ha remarcado la necesidad de derogar las dos últimas reformas laborales y las propuestas que desestructuraron la negociación colectiva. Y es que los datos avalan la fragilidad de nuestro mercado de trabajo.

Sólo un 64% de las personas ocupadas tienen un contrato indefinido a tiempo completo, nuestra tasa de temporalidad casi duplica la de la UE de los 28 países miembros (27 de cada 100 asalariados posee un contrato temporal en España frente a 14 de cada 100 en la UE). Y la temporalidad entre los jóvenes se agrava y puede llegar incluso a triplicarse según el tramo de edad.

Por tanto, “sin derogación no hay solución. Que no nos busquen para la negociación de un nuevo Estatuto de los Trabajadores, si antes no hay derogación previa” de las reformas laborales o al menos de sus aspectos más lesivos. En este sentido, ha precisado que el Estatuto de los Trabajadores es una negociación que lleva tiempo y muchos trabajadores y trabajadoras no pueden esperar más.  Además, las reformas laborales tiran a la baja de los salarios.

Negociación bipartita

Pepe Álvarez  ha hecho un balance positivo de la aplicación del IV AENC, si bien la subida salarial no ha afectado a todos los trabajadores y todavía faltan datos para conocer el establecimiento de un salario mínimo de 1.000 euros al mes en todos los convenios (14.000 euros al año). Una medida fundamental que UGT va a seguir fomentando en la negociación colectiva.

Asimismo, ha hecho un llamamiento para impulsar el diálogo social bipartito en el mes de septiembre.  No solo para avanzar en el IV AENC (cuya vigencia es hasta 2020) sino también para abordar temas claves que tienen que ver con la digitalización, la economía sumergida o alcanzar un Pacto por la Industria, que impulse la I+D+i, la formación profesional y el sistema educativo. 

Vídeo: