Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
NOTICIAS
La mitad de las pensiones que se pagan en España están por debajo del umbral de la pobreza

La mitad de las pensiones que se pagan en España están por debajo del umbral de la pobreza

UGT | martes, 26 de septiembre de 2017

​UGT reclama al Gobierno una revalorización de las pensiones de acuerdo al aumento de los precios en los PGE de 2018 y acabar así con una situación de pobreza que se perpetúa desde su reforma de 2013. En 2016, el 50% de las pensiones no llegaban a los 677,6 euros mensuales, el límite que marca el nivel de exclusión social para este año. Para el sindicato, esta situación es intolerable y, por ello, reclama a los grupos parlamentarios la derogación de dicha reforma y demanda a la ciudadanía que participe masivamente en las marchas convocadas por todo el país en defensa de #PensionesDignas.

La Unión General de Trabajadores denuncia las pensiones de pobreza a las que aboca cada año el Ejecutivo de nuestro país a los ciudadanos en los Presupuestos Generales del Estado (PGE), que está produciendo una pérdida continua de poder adquisitivo para nuestros pensionistas y los está hundiendo en la pobreza.

En este sentido, de las 9.473.482 pensiones que se abonaron en 2016, el 50% no llegaron a los 677,6 euros mensuales, el límite que marca la exclusión social para 2016, según los datos del Ministerio de Empleo recogidos por la Red Española de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN) en su último informe.  

Las peor paradas son las pensiones de orfandad: el 86% de ellas no supera el umbral de la pobreza. Entre los 2.300.00 pensiones de viudedad esta cifra es del 69%, y del 40% entre las de jubilación. Además, la tasa de pobreza es mayor entre las mujeres mayores de 65 que entre los hombres de ese mismo grupo de edad. Por otro lado, las mujeres son mayoría entre las pensiones de viudedad (el 89,4% las perciben mujeres) que son, en general, de menor cuantía.

Para UGT, la reforma de las pensiones del Gobierno del PP, del 2013, está laminando un sistema público que, año a año, aumenta su déficit; y está disminuyendo las pensiones, poniendo en peligro no solo a los pensionistas actuales, sino también a los futuros.

La mayoría de las pensiones mínimas (6 de un total de 13 modalidades) se sitúa por debajo del umbral de la pobreza. El hecho de que la pensión mínima de jubilación para mayor de 65 años sin cónyuge (637,7 euros) o con cónyuge, pero no a cargo (605 euros) y para menor de 65, sin cónyuge a cargo (596,5 euros), se encuentren por debajo del umbral de la pobreza, determinan de forma clara, por ser las pensiones más frecuentes, el hecho de que la pensión más habitual en España se sitúe claramente por debajo de este umbral, en 645 euros por mes. 

"Hay un riesgo elevado de pobreza entre los futuros pensionistas. Y buena parte de la responsabilidad es del Estado, que mete a los cotizantes en un sistema en el que dice que se puede vivir de la pensión, y cuando se muestre que no es posible, será un engaño", sostiene Ignacio Zubiri, catedrático de la Universidad del País Vasco y uno de los expertos que participó en las sesiones de la Comisión del Pacto de Toledo, coautor además del informe sobre pensiones del grupo denominado "pensiones y democracia" perteneciente a la fundación Largo Caballero, que será presentado el próximo día 28 en el Consejo Económico y Social de España.

UGT señala que todas las estadísticas, menos las del Gobierno, recogen este recorte de las pensiones. Según un estudio de la Unión Europea, en el que participaron funcionarios de todos los países, la tasa de reemplazo o sustitución, que compara la pensión con el último salario percibido, caerá 30 puntos durante las próximas cuatro décadas. Esto es, del 79% de 2013 pasará al 48,6% en 2060.

Para el sindicato, esta previsión se justifica por el factor de sostenibilidad y el índice de revalorización, que han desvinculado las pensiones de la evolución de los precios. En este sentido, el objetivo del Banco Central Europeo (BCE) es que la inflación se acerque, aunque por debajo, del 2% a medio plazo. Pero en España, desde el año 2000, en siete ejercicios el IPC ha superado el 3% y, en otros dos, se sitúa entre el 2% y el 3%, por lo que no hay excusa para no subir las pensiones.

El Gobierno cree que aumentando el empleo se incrementará el número de cotizantes y subirán las pensiones, pero, en primer lugar, el empleo que está generando con sus políticas es temporal y precario, de escasa cotización; y, en segundo, se necesitarían tres millones más de trabajadores con un salario medio de 23.000 euros, para aportar cada uno 6.000 euros, con el fin de aumentar las cotizaciones en 18.000 millones de euros y acabar con el déficit actual de la Seguridad Social.

Por lo tanto, UGT va a seguir exigiendo la revalorización de las pensiones por encima del nivel de los precios y la sostenibilidad del sistema público, y para ello continuará reclamando a los grupos parlamentarios que reviertan la reforma del Gobierno del 2013, que ha hundido a nuestros pensionistas en la pobreza, la exclusión y la desigualdad.

En este contexto, UGT y CCOO han convocado marchas por #PensionesDignas, que recorrerán todo el país desde el 30 de septiembre hasta el 9 de octubre con el fin de garantizar una calidad de vida digna a nuestros pensionistas presentes y futuros.


 

Mari Carmen Barrera, Secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT

Noticias Relacionadas
VolverVolver
BUSCAR
REDES SOCIALES
Logo

Unión General de Trabajadores. C/ Hortaleza, 88-28004 Madrid. Telf.: 915. 897. 100 Fax: 915. 897. 603   |   UGT es miembro de de la CES y de la CSI

[Aviso Legal] [Versión Móvil].