Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
NOTICIAS
Hay que restituir la Europa social  para frenar la desafección ciudadana

Hay que restituir la Europa social para frenar la desafección ciudadana

UGT | miércoles, 13 de septiembre de 2017

​La Secretaria Confederal de UGT, Isabel Araque, ha afirmado que es necesario restituir la Europa social para frenar la desafección ciudadana. Para ello este semestre debe ser el semestre social, donde se garanticen los derechos y no se boicoteen, donde prevalezca la cohesión social y laboral de Europa.

La Secretaria Confederal de UGT, Isabel Araque, ha hecho estas declaraciones durante su intervención en la Conferencia “Reflexionar desde Europa: una visión desde Andalucía”, organizada por el Parlamento de Andalucía, el Comité Europeo de las Regiones y el Ayuntamiento de Sevilla.

Araque ha señalado que UGT, en línea con la Confederación Europa de Sindicatos (CES), aboga por unas instituciones de la UE más transparentes, responsables y eficientes, pues los ciudadanos quieren sentir que su voz es escuchada por quienes toman las decisiones y que pueden influir en la gobernanza de la UE y en la gobernanza nacional.

La UE ha reaccionado a la crisis económica centrándose exclusivamente en las limitaciones presupuestarias públicas y las exportaciones - reformas estructurales que no han resuelto ninguno de los problemas que realmente tienen los trabajadores y los ciudadanos en general.

Por eso, Isabel Araque, ha afirmado que “es hora de hacer frente a la “crisis existencial” europea y dar un salto adelante, aplicando otras políticas que reviertan la desafección ciudadana. En este sentido, ha detallado las propuestas de UGT, y del movimiento social europeo en su conjunto:

  • Impulsar un crecimiento sostenible. Lo que significa empleos de calidad, condiciones de trabajo justas, igualdad en el mercado laboral y en la sociedad, inclusión social e integración para todos. Esto implica otra agenda económica y social europea más justa.
  • Establecer un  plan extraordinario para la inversión, reforzando la inversión pública. El  Plan Juncker debe redirigirse hacia los países y sectores que más lo necesitan y debe apoyar una política industrial europea.
  • Reformar el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, revisando y adaptando sus objetivos al actual contexto macroeconómico.  Se debe excluir de los objetivos de déficit y deuda: a la inversión productiva para infraestructuras, a la economía verde, a la innovación y la investigación, a la educación, a la formación y a los servicios públicos. Es decir,  la UE tiene que dejar invertir a los países.
  • Establecer una coordinación fiscal, para luchar contra la evasión y elusión fiscal, y garantizar una fiscalidad justa y progresiva para las personas y las empresas. Se trata de evitar la competencia desleal entre los propios países.  Debe reconocerse además el papel esencial de los servicios públicos, que en los últimos tiempos se han devastado.
  • Debe preverse una mayor coordinación específica para la Unión Económica y Monetaria ya que sin esta coordinación difícilmente podremos hablar de bienestar. Igual que existe el Eurogrupo de ministros de Finanzas debería crearse un Eurogrupo de Ministros de Trabajo, máxime teniendo en cuenta que el 45% de los ciudadanos europeos y europeas consideran que el principal problema es el desempleo.
  • Afrontar los retos que plantean el cambio climático, el suministro de energía sostenible, la digitalización y la robotización, los acuerdos comerciales y los procesos de reestructuración provocados por la globalización, mediante una estrategia de transición justa. “No se puede remar en contra de los avances, pero hay que introducir esos avances de manera justa”- ha dicho.
  • Impulsar el alza salarial. Se tienen que subir los salarios en toda Europa porque  los salarios han estado por detrás de la productividad en todos los países de la UE en los últimos años, mientras que el coste de la ida ha aumentado.  En este sentido, Araque ha recordado que la CES ha puesto en marcha una campaña para exigir aumentos salariales para los trabajadores que se inició en febrero de este año y se prolongará hasta 2018.
  • Fortalecer la negociación colectiva donde existe, restablecerla donde ha sido desmantelada, y crearla donde no existe.
  • Complementar el semestre europeo con un semestre social, de igual valor y obligatoriedad que el económico. En este sentido, la Secretaria Confederal ha dicho que “la cohesión social y laboral es para Europa lo que la sangre para los seres vivos. Si no está equilibrada o no tiene calidad acaba enfermando al cuerpo por el que discurre. Si no cuidamos la sangre de Europa, seremos un continente crónico de por vida”.
 

Intervención de Isabel Araque, Secretaria Confederal de UGT

Noticias Relacionadas
VolverVolver
BUSCAR
REDES SOCIALES
Logo

Unión General de Trabajadores. C/ Hortaleza, 88-28004 Madrid. Telf.: 915. 897. 100 Fax: 915. 897. 603   |   UGT es miembro de de la CES y de la CSI

[Aviso Legal] [Versión Móvil].