Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
NOTICIAS
Es imprescindible mejorar salarios y rentas para acabar con la precariedad y la desigualdad

Es imprescindible mejorar salarios y rentas para acabar con la precariedad y la desigualdad

UGT | viernes, 13 de noviembre de 2015

​Los datos de IPC publicados hoy por el INE, correspondientes al mes de octubre, reflejan una caída de tres décimas respecto al mes anterior, situando la tasa interanual del índice de precios en el -0,7%.

Estos datos reflejan la débil recuperación de nuestra economía, sustentada en un continuo aumento de la desigualdad, del paro de larga duración, un deterioro del empleo y una devaluación salarial que ha provocado una fuerte pérdida de renta de las familias españolas y, por consiguiente, un enquistamiento del consumo.

Para UGT, es imprescindible incrementar el poder adquisitivo de la población de nuestro país para favorecer el consumo y apostar decididamente por el crecimiento. Una nueva política económica que genere buenos empleos y mejore la innovación de las empresas para aumentar su productividad.

Solo con una política económica justa y eficiente la recuperación llegará a todos y asentaremos los pilares básicos para recuperar el Estado de Bienestar.

Según los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el IPC ha profundizado su senda descendente, al caer tres décimas respecto del mes anterior y situar la variación en los últimos doce meses en el -0,7%, dos décimas mayor que la registrada en septiembre.

La inflación subyacente, que mide la variación general de precios descontando los alimentos no elaborados y los productos energéticos, aumenta una décima y se sitúa en el 0,9%, aumentando su distancia con la tasa general, que alcanza los 1,6 puntos porcentuales, como consecuencia de la incidencia de los precios del petróleo en la tasa general, preciso que no se incluyen en la tasa subyacente.

Por su parte, en el mes de septiembre la tasa de variación anual del IPC Armonizado (IPCA) aumenta ligeramente y se sitúa en el –0,9%, dos décimas por encima de la registrada el mes anterior. De este modo, el IPCA de España se sitúa nueve décimas por debajo de la tasa media de la eurozona, que es de 0,0%. España lleva 26 meses consecutivos registrando tasas de variación del IPC inferiores a las de la eurozona.

Conclusiones
La tendencia de los precios en nuestro país es un claro reflejo de una débil recuperación económica, porque dada la persistente devaluación de las rentas de las familias, no consigue recuperar la fortaleza de la demanda interna, y porque está sustentándose en unos niveles de desigualdad inadmisibles.

Todos los índices que miden la desigualdad han empeorado en nuestro país. Según Eurostat, el Índice de Gini (que mide la desigualdad en la distribución de la renta) ha pasado del 33,7% en 2013 al 34,7% en 2014; el Indicador S80/20 (que mide la diferencia de renta recibida por la población con mayores y menores ingresos) también ha empeorado, pasando del 6,3 en 2013 al 6,8 en 2014.

El enquistamiento del paro de larga duración, el deterioro de la calidad del empleo y la devaluación salarial han provocado una fuerte pérdida de renta de las familias españolas, aumentando de forma notable la población en riesgo de pobreza o exclusión social, que alcanza ya casi al 30% de la población.

Porque las políticas de austeridad aplicadas en nuestro país han empeorado las condiciones de vida de la población y han propiciado el alejamiento de España en términos de renta por habitante del conjunto de la Unión Europea: según los últimos datos disponibles, la renta anual neta media por persona en España en 2014 ha caído un 1,34% respecto a 2013.

Por tanto, para revitalizar la demanda hay que recuperar las rentas salariales en nuestro país. En este sentido, UGT demanda la modificación de la política de rentas, incrementando el poder adquisitivo de los funcionarios y pensionistas, y garantizando ganancias de poder adquisitivo a los trabajadores en el sector privado, en el marco del III Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva 2015-2017 firmado por los interlocutores sociales el 8 de junio de 2015.

Y sin olvidar el Salario Mínimo Interprofesional. Por ello, el pasado 2 de noviembre instamos al gobierno, a impulsar la mejora del SMI y recuperar el poder adquisitivo perdido (5,4 puntos de poder de compra en los últimos cinco años).

Para ello, proponemos incrementar el SMI de forma que alcance los 800 euros al mes, mediante un incremento escalonado en dos tramos: un 11% en enero de 2016 para llegar a 720 euros (en 14 pagas) y un 11% en enero de 2017, alcanzando en esa fecha 800 euros (en 14 pagas).Una cuantía que permitirá aproximarse a los salarios mínimos existentes en la Unión Europea de los 15 y al 60% del salario medio, objetivo que establece la Carta Social Europea suscrita por España.

Además, hay que potenciar las políticas activas de empleo y poner en marcha medidas de creación de empleo con recursos adicionales para mejorar la empleabilidad y lograr la inserción permanente de los desempleados, especialmente de los colectivos con mayores dificultades de acceso al empleo, fortaleciendo la protección de las prestaciones por desempleo.

Para UGT es urgente apostar por el crecimiento y para ello hay que favorecer el consumo, lo que requiere empleo y rentas para los hogares y las personas. Además de la ser la clave para el crecimiento, es de justicia social una política salarial y de rentas que frene la precariedad y la desigualdad, situaciones del todo incompatibles con un escenario de recuperación económica.

Hay que generar buenos empleos y buscar fórmulas para mejorar la innovación de las empresas y aumentar su productividad, junto con el desarrollo de políticas de distribución, en las que la negociación colectiva, que es donde se gesta la distribución primaria de la riqueza, tenga un papel fundamental.

En definitiva, España necesita un cambio en la política económica para que la recuperación llegue a todos, cuya prioridad es el aumento de la actividad económica y la promoción de un tejido productivo de calidad, que asegure un crecimiento duradero y un empleo de calidad, lo que exige aumentar la base industrial y los servicios de alto valor añadido.

Este cambio de política económica debe acompañarse inexcusablemente de la lucha contra el paro y aumento el empleo de calidad, para reducir la desigualdad y generar la recaudación necesaria para recuperar el Estado de Bienestar.

Se trata de reconstruir el modelo social europeo: con una sociedad cohesionada, con igualdad de oportunidades y con derechos conseguidos mediante la negociación colectiva. Porque nuestra economía funciona mejor cuando funciona para todos y no sólo para unos pocos.

 

Valoración de Toni Ferrer, Secretario de Acción Sindical de UGT

Noticias Relacionadas
VolverVolver
BUSCAR
REDES SOCIALES
Logo

Unión General de Trabajadores. C/ Hortaleza, 88-28004 Madrid. Telf.: 915. 897. 100 Fax: 915. 897. 603   |   UGT es miembro de de la CES y de la CSI

[Aviso Legal] [Versión Móvil].